martes, 22 de enero de 2019

Texto ganador del II Concurso de microrrelatos para el teatro en la Categoría de segundo Ciclo de la ESO. Colorín Colorado o Colorada, de Leire Galán Castro






COLORÍN COLORADO O COLORADA


Leire Galán Castro

Segundo ciclo de la ESO

Los dos hermanos se pasaban día y noche leyendo todos los libros que caían en sus manos, los comentaban, se ponían en el lugar de cada personaje, su imaginación superaba a veces las aventuras que leían…

A ella le gustaba sentirse como la princesa del cuento de turno, o por qué no, del príncipe o del malvado de la historia. Su hermano no se quedaba atrás y se metía igualmente en la piel de cada personaje interesante.

Lo que más les divertía a ambos era cambiar los finales, les aburría demasiado lo de “...y fueron felices y comieron perdices”, muchos finales parecidos y predecibles.

Ese día se les ocurrió una idea que les pareció espléndida y de lo más graciosa, cambiar el sexo a todos los personajes de los cuentos que habían leído, ya sólo con imaginar los nombres lloraron de risa: Caperucito Rojo, El Bello Durmiente, Blanconieves, El Sirenito, Ceniciento, Maléfico, Rapuncello, La Gata con Botas, Las Tres Cerditas,…

Al principio todo fue genial, hasta que se dieron cuenta que algo no les cuadraba en muchos de los relatos.

Por ejemplo, cómo iba Blanconieves a hacer la comida y a limpiar la casa de Las Siete Enanitas mientras iban a trabajar a la mina, o Ceniciento pasarse la mayor parte del cuento fregando para sus hermanastros, y sobre todo, a Caperucito Rojo no le pegaba para nada una cestita donde llevar las cosas a su abuelito, mejor una mochila… Había situaciones bastante chocantes, aunque realmente tanto el final como la moraleja de cada cuento seguían siendo válidos, todo era igual, y juntos decidieron que no importaba que fueran ellos o ellas, la cosa al fin y al cabo era que como de costumbre vivieran felices y aunque no les gustara, que comieran perdices.

Imagen: José Mª Izquierdo Calle

No hay comentarios:

Publicar un comentario