sábado, 30 de diciembre de 2017

Texto ganador del I Concurso de microrrelatos para el teatro en la Categoría de primer ciclo de ESO: Prejuicio, de Andrea Gómez Pacheco, de 1º de la ESO


 PREJUICIOS
 de
 Andrea Gómez Pacheco

Texto ganador, en la modalidad de primer ciclo de ESO, en el I Concurso de Microrrelatos para el Teatro "Somos Iguales" 2017 del Ampa Maltravieso del IES Al-Qázeres


Se metió las manos en los bolsillos y escondió su cara en la bufanda. Se estaba helando de frío. La calle estaba débilmente iluminada por la luz de las farolas. Aceleró el paso, si no se congelaría allí mismo, pero no pudo evitar pararse.

Los griteríos de los niños inundaban la calle:

-Déjame pasar- dijo uno.
-¡Eh!, no te cueles - gritaba otro.

Se empujaban entre ellos para ver, quién entraba antes. Ella se rio, pero ese no fue el motivo por haberse quedado quieta, allí, en medio de la calle vacía, sin gente, absorta en sus pensamientos, su mirada estaba clavada en las prendas de los muchachos, y entonces recordó.

-Mamá, no me gusta esa falda, no la quiero.

-Bueno, ponte ese vestido.

-¡No! No me gustan- berreaba.

- Cariño, es la cena de la familia.

-Pero, ¿por qué papá puede ir en pantalones y yo no?

-Porque las chicas van más arregladas con vestido.

-Papá va arreglado con un pantalón.

-Pero papá no es una chica.

¿Por qué los chicos siempre llevan pantalones y las chicas no?, ¿por qué las chicas pueden llevar vestidos y los chicos no? Llevaba toda la vida escuchando que hombres y mujeres son iguales pero en ese momento cayó en la cuenta de que todavía la igualdad no se ha asimilado.

Desde pequeña había odiado llevar falda, pero ese no era el único problema. Personas cercanas a ella no compartían sus gustos y ella a menudo discutía porque no comprendía que tuviera que renunciar a juegos por el simple hecho de que no estuviera bien visto que lo practicaran las chicas.

Volvió a la realidad y, con una idea fija en la mente, echó a correr a su casa. Cada paso que daba hacía ruido al contactar sus zapatillas nuevas con las baldosas dañadas. Cuando hubo llegado, rápida como el pensamiento cogió el teléfono y marcó el número de su mejor amiga. No pudo evitar soltar lo que pasaba por su cabeza, sin saludar antes.

-¿Te has fijado en lo contradictorias que somos las personas?

-No te entiendo.

- ¿No nos llevan hablando toda la vida de la igualdad?

-Sí.
-Pues nos contradecimos. Es decir, ¿tú qué piensas cuando ves a un chico con pintalabios y sombra de ojos?

-Que es raro.

-¿Y las chicas no?

-Mmmm …

-¿Qué piensas de un chico que lleve vestido?

-Pues yo creo que más que ser todos iguales, somos diferentes y semejantes a su vez.

Tranquila después de haberlo hablado, se acomodó en su sillón y comenzó a escribir:

Para el futuro:

La igualdad es un tema que hay que mejorar, a todos nos parece muy normal que una chica pueda llevar un lazo bien atadito a la cabeza como una princesa, ¿y acaso un chico no puede? Pensad bien esta pregunta y aunque sea para vosotros mismos, responded con sinceridad, os lo pido por favor. Pero os daré tiempo. Hay que darle tiempo al tiempo para valorarlo.

Guardó su carta, si podía llamarla así, y con una sonrisa dibujada en los labios cerró los ojos para soñar.


ANEXO PREJUICIOS (puesta en escena)

El escenario se divide en tres espacios.

Espacio 1: es una calle, hay una verja para entrar a un colegio, un banco y farolas.

Aparece una chica de 21 años, es alta con un pelo ondulado, largo, suelto y rubio.

Lleva una sudadera, unos vaqueros largos, una bomber, una bufanda de cuadros, un gorro de lana negro y zapatillas de sport.

Los niños que entran en escena tienen aproximadamente 10 años y llevan uniforme escolar.

Cuando ella empieza a recordar cierra los ojos y se baja la intensidad del foco que la ilumina.

Espacio 2: una habitación con una silla y vestidos o faldas encima de la silla.

Al otro lado del escenario aparece una niña parecida a ella, incluso en la forma de vestir de unos 12 años, y una madre normal. En espacio 1 la chica abre los ojos y la luz la vuelve a enfocar. Se dirige hacia el espacio 3.

Espacio 3: Es un salón con un sillón, un teléfono y una mesa. En la mesa hay un folio y un lápiz.
Cuando hablan por teléfono su mejor amiga se encuentra con un móvil en el espacio 1.

Pseudónimo: Gopan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario